Bahía Solano – El Pacifico en su máxima Expresión

Océano Pacífico - Bahía Solano. Choco
Océano Pacífico – Bahía Solano. Choco
Playa Huina - Bahía Solano - Choco
Playa Huina – Bahía Solano – Choco

El Pacifico colombiano  una joya de la naturaleza y la biodiversidad, donde el Chocó es el anfitrión, el mar su invitado preferido, la naturaleza su acompañante, su gente hermosa y divertida, quienes te llevan a descubrir este paraíso que es Bahía Solano.

Un municipio al que se llega por vía Aérea, desde Medellín en vuelos de Satena, Searca u otras aerolíneas con vuelos Chárter cuyo recorrido dura una hora aproximadamente, o vía Marítima desde Nuqui, o Buenaventura y la duración depende del tipo de embarcación que se tome.

 

Ya en Bahía Solano tienes motocarros o lanchas que te llevan al destino ya sea playas o lugares cercanos al municipio, en la actualidad las pocas vías están en regular estado, y algunas se encuentran en arreglos y reparaciones.

El impacto es visible cuando nos acercamos a bahía solano, desde el aire se observa el color verde de las aguas que bordean las playas de arena color dorado y su abundante naturaleza, tanto que es catalogado con una de las zonas más biodiversas de Colombia y eso ya es bastante siendo Colombia el segundo país más biodiverso del planeta, además de ser una de las zonas más lluviosas de la tierra. Tan pronto se desciende de la avioneta el impacto es el clima cálido y con una humedad del 80%  que sientes de inmediato en la ropa, sin embargo eso pasa a un segundo plano por la emoción de conocer este hermoso destino.

Después de haber sido afectado por el conflicto armado, se ha potenciado el turismo como alternativa de desarrollo, siendo un pueblo costero de gente buena, trabajadora y de comunidades que viven en corregimientos o playas cercanas a los cuales se llega vía terrestre a algunas y las demás  vía marítima en lancha, donde se pueden encontrar alternativas de alojamiento y alimentación, así como diversas actividades de ecoturismo.

 

No podemos hablar de Bahía Solano sin mencionar al Almejal, una playa fascinante, al horizonte se observan unas rocas diminutas, pero a medida que avanzas se observa la magnitud real de las mismas y efectivamente al llegar hasta esta zona de la playa, se ve su grandeza y el contraste con el mar, y con algunas plantas que brotan de las mismas rocas, en la mañana puedes caminar por toda la playa pero no te regreses muy tarde porque la marea sube y cubre la playa y te puedes quedar sin camino.

Además de diversos recorridos por la naturaleza, acá también puedes hacer avistamiento de ballenas Yubartas, como son conocidos estos gigantes del mar que empiezan a llegar a las costas del pacifico colombiano a partir de Julio luego de recorrer 8000 km desde las aguas frías de la Antártida, convirtiéndose en la segunda migración más larga de los mamíferos, (después de la migración de las tortugas marinas de aproximadamente 12.000 km.) las ballenas viajan para tener sus ballenatos en las aguas cálidas del pacifico en un espectáculo de la naturaleza, y bahía solano es uno delos destinos para el avistamiento de ballenas.

Así como ballenas también se puede observar tortugas, delfines, cangrejos quienes también en diferentes épocas del año se encuentran muy fácil para deleitarse con estas migraciones, apareamiento y desplazamientos de estos maravillosos animales.

La gastronomía es otro de los aspectos fascinantes del pacifico y por su puesto la comida del mar desde peces, cangrejos, camarones entre otros son la base de la alimentación de la región, esto combinado con delicias como el arroz con coco, las cocadas de dulce entre otras maravillas para el paladar.

 

Un destino más para acercarse al pacifico colombiano y conocer de primera mano las bondades de esta hermosa tierra de afrodescendientes un poco relegada por los gobiernos, pero que tiene todo para ofrecer y brindar desde una gran riqueza cultural con gente hermosa, hasta biodiversidad en abundancia.

PLaya Huina – Bahía Solano – Chocó

 

Desde Bahía Solano – Chocó

 

Anuncios

Una Combinación de sabores, espiritualidad, Cultura y diversión en el Centro del Valle del Cauca

Buga - Valle del Cauca. Foto: David Medina
Buga – Valle del Cauca. Foto: David Medina
Zona del Obelisco - Buga - Foto: David Medina
Zona del Obelisco – Buga – Foto: David Medina

La historia y la gastronomía se combinan con la espiritualidad y los deportes náuticos; Eso es el abrebocas de una región con gran diversidad y alternativas para personas que quieren conocer, disfrutar y aprender cada vez más de Colombia.

Basílica de Buga - Foto: David Medina
Basílica de Buga – Foto: David Medina

Para iniciar este recorrido nos vamos para Guadalajara de Buga como reza su nombre completo, conocida como la capital espiritual de América o la ciudad señora, no en vano tales apelativos la convierten en un lugar muy visitado y bastante conocido tanto a nivel nacional como internacional.

Santuario del Milagroso de Buga - Foto: David Medina
Santuario del Milagroso de Buga – Foto: David Medina
Señor de los Milagros de Buga - Foto: David Medina
Señor de los Milagros de Buga – Foto: David Medina

Un lugar con mucho por contar, tanto en materia de historia y cultura, donde su principal atractivo es religioso y es la Basílica del Señor de los milagros de Buga y su historia, a la cual llegan miles de fieles anualmente de diversas partes del mundo a conocer, pedir favores o cumplir promesas, siempre con su fe como principal fuente de motivación; diagonal a la entrada principal de la Basílica, se puede visitar el museo de la Basílica, el cual conserva diversos objetos tradicionales y es un depósito de placas de cientos de fieles, los cuales en agradecimiento por los favores recibidos, las dejan como ofrenda y son testigo de los beneficios recibidos. No obstante, en la actualidad por la gran cantidad de donaciones ya no hay espacio para más placas.

Almacenes de artículos religiosos en Buga - Foto: David Medina

Almacenes de artículos religiosos en Buga – Foto: David Medina

Por otro lado, alrededor de la Basílica se puede encontrar diversos almacenes litúrgicos, con todo tipo de elementos religiosos que buscan los peregrinos reafirmando su fe, así como otros obsequios donde los tradicionales dulces del valle, como el manjar blanco, o el cortado entre otros; son protagonistas.

 

Adicional a esto Buga cuenta con 21 Iglesias y parroquias, algunas de ellas con muchos años de historia donde se conserva su arquitectura tradicional y guardan vestigios de la historia del municipio. También se observan una serie de casas tradicionales de arquitectura colonial o republicana, de allí la importancia de conocer y adentrarse en las historias, arquitectura y gastronomía de Buga, para disfrutar mucho más de este hermoso destino que hace parte de la red de pueblos patrimonio de Colombia, para lo cual es importante ir acompañado de un guía profesional de turismo que pueda adentrarnos en la Buga desconocida.

Arquitectura Colonia en Buga - Foto: David Medina
Arquitectura Colonia en Buga – Foto: David Medina
Ajedrez Gigante en Buga - Foto: David Medina
Ajedrez Gigante en Buga – Foto: David Medina

Luego de Buga, continua el recorrido hacia Cerrito y los extensos cultivos de Caña de Azúcar acompañan el viaje hacia la hacienda el Paraíso. Un lugar donde el relato del guía te hace sentir la nostalgia de Efraín y María, personajes de la novela romántica más importante de la literatura latinoamericana “La María” de Jorge Isaacs, el cual acompañado de la manera perfecta en que se conserva el mobiliario de aquella época, te hace sentir que vives al interior de su majestuoso relato.

 

No obstante, allí no para la historia y la naturaleza en esta hermosa región del Valle del Cauca. Muy cerca está la hacienda Piedechinche, una de las más antiguas de la región, la cual hace parte del ingenio providencia y tiene 302 años de historia que se pueden observar en su arquitectura de color blanco con incrustaciones en madera, el mobiliario conservado al interior de las habitaciones o salones y en sus extensos y hermosos jardines, los cuales atravesados por diversas corrientes de agua, engalanan su naturaleza.

 

Igualmente, se encuentra el museo de la Caña de azúcar, un lugar que recrea los diferentes tipos de trapiches que se han utilizado en diversas regiones de Colombia y donde se puede ver la idiosincrasia de cada región. Todo esto acompañado por unos jardines en perfecto estado y con decenas de flores y plantas coloridas y muy vistosas que atrae diversas especies de aves, convirtiéndose en un punto de atracción para los visitantes y además muestran la gran biodiversidad de la región.

Hacienda PiedeChinche - Museo de la Caña de Azucar - Cerrito - Valle del Cauca. Foto: David Medina
Hacienda Piedechinche – Museo de la Caña de Azúcar – Cerrito – Valle del Cauca. Foto: David Medina

 

Para terminar el recorrido por Cerrito, no hay que olvidar visitar la producción de vino Artesanal Santa Solera, donde se puede conocer de primera mano los viñedos, y todo el proceso de producción con una excelente explicación y finalizar con la prueba o una cata de vino con las variedades de Santa Solera.

Luego de conocer y vivir de primera mano la historia continuamos el recorrido hacia el municipio de Darien, un icono como destino turístico del Valle del Cauca donde encontramos el hermoso y aventurero lago Calima; uno de los embalses más grandes de Colombia, con una extensión de 70km2 el cual es utilizado para la producción de energía y a la vez como atractivo turístico.

 

Gracias a su clima, su ubicación y los vientos, se ha convertido en un importante atractivo para la región suroccidental de Colombia y en el mejor lugar del país para la práctica de deportes náuticos como kitesurf o windsurf. Además de encontrar diversos centros de recreación y vacacionales que se han instaurado allí con el fin de ofrecer servicios a turistas y visitantes, también ese puede encontrar hoteles, zonas de camping y restaurantes que ofrecen excelentes platos de la cocina tradicional vallecaucana y colombiana.

En el municipio de Darién también podemos encontrar el museo Arqueológico calima, un importante centro donde se encuentran diversas piezas arqueológicas de la cultura calima, una de las más antiguas de América con aproximadamente 8.000 años de historia.

 

Y para finalizar este recorrido por tierras vallecaucanas, por sus diversos paisajes y lugares, de conocer de naturaleza, procesos productivos, espiritualidad, no hay mejor forma de despedirnos que pasando por ginebra y probando el delicioso arroz atollao o el sancocho, y con un delicioso aborrajado tradicional del Valle.

 

Restaurante El Arriero Paisa – Lago Calima – Valle del Cauca. Foto: David Medina

Agradecimiento especial a María Alejandra de la Cámara de Comercio de Buga, la agencia de viajes Redetour de Buga por su acompañamiento y atención durante todo el recorrido, Al hotel Guadalajara de Buga por su recibimiento y hospitalidad, al restaurante Costiky una deliciosa alternativa gastronómica en con platos tradicionales, El hostal Hoshe un hermoso lugar especializado en eventos en Cerrito, El Ferry y el restaurante Arriero Paisa en el Lago Calima; también al restaurante Los Guaduales, en Ginebra, al restaurante bar VIno Tinto en Santa Elena y a los demás operadores mencionados en el artículo, que hicieron de este viaje una maravillosa experiencia, por su puesto no pueden faltar los operadores y colegas del Quindío con quienes compartimos este hermoso destino.

Desde El Centro del Valle del Cauca

 

 

La Semana Santa mas tradicional de Colombia

El blanco de su centro histórico es el anfitrión, de la que se convierte en quizás la celebración más tradicional de la semana santa en Colombia, y no es para menos, al observar toda la dinámica, la solemnidad, la preparación de cada elemento y la organización de la ciudad en torno a la semana mayor, es por ello que las procesiones de semana santa en Popayán le permitieron ser incluida en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en septiembre de 2009 y declaradas patrimonio cultural de la nación en el  2004.

La Ciudad Blanca y Cultural

Centro Histórico - Popayán - Cauca. Foto: David Medina
            Centro Histórico – Popayán – Cauca. Foto: David Medina
Centro Histórico - Popayán - Cauca. Foto: David Medina
            Parque Caldas – Popayán – Cauca. Foto: David Medina

No podía ser mejor el nombre de ciudad blanca para Popayán, el centro histórico impacta por su conservación, convirtiéndolo en uno de los más grandes y hermosos de Colombia, fue fundada por Sebastián de Belalcázar en 1537, cuyo nombre fue adoptado de 2 caseríos indígenas sede del Cacique Payán llamados “Pupayam” que en lengua Guambía quieren decir Pu-paja, Pa-dos y Yam-caserío.

El Señor de los Milagros – Guadalajara de Buga

Basílica menor del señor de los Milagros de Buga - Guadalajara de Buga - Valle del Cauca. Foto: David Medina
Basílica menor del señor de los Milagros de Buga – Guadalajara de Buga – Valle del Cauca. Foto: David Medina

Uno de los iconos más representativos de la iglesia católica en Colombia es el señor de los milagros de Buga, ubicado en el municipio de  Guadalajara de Buga, Valle del Cauca, ciudad fundada en 1570.

El Pacifico Colombiano se viste de Gala

Y como no?  Si tenemos unos visitantes realmente extraordinarios,  no solo por su tamaño sino porque cada año después de recorrer más de 8.000 kilómetros escogen parte de nuestras tierras para tener sus crías en las aguas del pacifico Colombiano un espectáculo para alquila balcón, y que mejor que en nuestro hermoso país, las ballenas jorobadas llegan en esta temporada de Agosto y Septiembre huyendo del invierno y las aguas frías del polo sur, hasta encontrar las cálidas de nuestro territorio con promedios de 25°C, ideales para su visita.

Además de tener uno de los animales más grandes del planeta con tamaños entre 18 y 30 mts de largo  y con un peso de hasta 40 toneladas, a solo metros de distancia, escuchar los sonidos que emiten, sus enormes y estremecedores saltos, la alegría de ver los ballenatos por primera vez nadando en tierras del pacifico Colombiano, se convierte en todo un espectáculo natural y un privilegio para cualquiera, en un lugar poco conocido pero sorprendente.

De paso visitar buenaventura el primer puerto del pacifico, y uno de los más importantes de Colombia y como no intercambiar anécdotas e historias con su gente, conocer sus tradiciones, su música, su idiosincrasia, y una de las cosas que más me atraen en cualquier destino, su gastronomía, los deliciosos platos en su mayoría con pescados y mariscos y donde no pueden faltar frutas exóticas, además de las selvas del pacifico con una biodiversidad gigantesca.

Estas son algunas de las razones por las que nadie puede perderse este espectáculo y que mejor que en un excelente Hotel Cosmos visitar Buenaventura, el pacifico y poder observar la majestuosidad de la naturaleza al recibir todos los años por esta época, cientos de Ballenas que emprenden un nuevo viaje permanente pero esta vez con sus crías, los ballenatos, quienes inician una nueva aventura de vida explorando los mares del  mundo, para regresar en un año a este hermoso territorio.

 

David Medina